//¡El celular, la “manzana” de la discordia!

¡El celular, la “manzana” de la discordia!

En una relación ideal, esperaríamos saber todo el uno del otro, sin secretos, entonces ¿Por qué el celular y su privacidad causan tanto revuelo?
Lo primero que habría que decir es que no podemos confundir confianza con vigilancia, pues los dos son diferentes, en la primera hay permiso de ambos de usar el celular sin problema, en la segunda sin este permiso se busca acceder a la información del otro a como de lugar. Para mí, en una relación de pareja no debería haber ningún misterio con las claves del celular, pero es mas una cuestión de entender que debe ser otro aparato más de la casa cuya utilidad es innegable (fotos, vídeos, comunicación con otros) en vez de un diario personal y secreto, por ejemplo; tu celular se daña y lo llevas a reparar, pero se demoran 1 semana en dártelo de nuevo, eres la persona encargada de tus hijos y de la casa y tú pareja nunca puede usar su celular en su trabajo, ¿por qué no prestártelo para comunicarte y seguir la vida? finalmente necesitas mas la comunicación tú que tú pareja? o mas sencillo, tu celular se pierde, tienes el de tú pareja cerca, pero no puedes llamarte porque no conoces su clave.
Algunos dirán que el que mucho busca, mucho encuentra, y yo honestamente no estoy de acuerdo, creo mas bien que el que nada debe nada teme, y como alguien decía, “me da mas desconfianza cuando se tiene tanta protección y celo frente a abrirle la puerta de este espacio al otro” ¿Qué hay acaso para esconder?
Entonces acá les digo, el problema es mas cuando uno quiere verle el celular al otro por el morbo de saberlo todo, de controlar todo, de generar o dar por sentada una sospecha que se tiene, pero el ejercicio ahí sería entender que es mas fácil poner la culpa sobre el otro y decir “no puedo confiar en ti”, que admitir “tengo problemas para confiar en ti” y abrir el corazón a su pareja para trabajar el tema entre los dos. Si ya esta situación se repite y repite con cada pareja y siempre se llega al mismo resultado, la persona a la que le sucede debería pensar lo siguiente: ¿Esta sospecha está basada en lo que yo conozco del comportamiento de mi pareja o en lo que yo conozco de mi propio comportamiento? ¿Puede ser que tenga algo que ver con mi pasado, quizás tu ex pareja que te engañó o uno de tus padres engañó al otro? ¿O de verdad es basada en su comportamiento?.
Si estoy dudando de mi pareja y quiero ver su celular me debo preguntar ¿Qué es lo que estoy esperando encontrar? y si lo encuentro ¿Qué haré con esta información?.
La invitación es a que hablemos del tema con el otro, comuniquemos nuestras inseguridades y escuchemos las de nuestra pareja, establezcamos los limites que queremos poner entre los dos, pero hagámoslo de una forma proactiva y no reactiva. Si no me gusta que hable con su ex, pues entonces expongo cuales son mis inseguridades frente al tema y negocio en vez de prohibir, porque prohibir genera secretos.
2018-12-18T08:39:05+00:00

About the autor:

Deja tu comentario

16 + siete =