Esc煤chalo o l茅elo, tu decides 馃敟

Amor el imaginarte nadando desnudo me alborota la mente…

Fantaseo con una escena algo sugestiva. T煤 revoloteando por la piscina y jugando a atraparme, hasta alcanzarme y lanzarme al agua… Yo un tanto asustada, pero muy entretenida, de la situaci贸n en la que estamos, en ese momento yo solo puedo soltar una risa estruendosa, y t煤, gentilmente pasas tu mano por mi cabello calm谩ndome, quedamos vi茅ndonos en silencio y con bastante picard铆a, tus manos empiezan a transitar por mi cuerpo, mientras tu lengua y tus besos hacen un peregrinaje desde mi nuca bajando por mi espalda, luego acaricias mis caderas y abres mis piernas mientras besas mi cuello, hasta llegar a mis nalgas de pronto sentir tus manos levantando mi cadera, yo estando muy excitada al sentir los movimientos de tu lengua en mi cuello que me hacen desearte cada vez m谩s.

Te parasjusto frente a m铆 y me acercas el pene, yo lo leng眉eteo y lamo, mientras t煤 acaricias mis nalgas. Estando hambrienta de ti, me zambullo bajo el agua, aunque en la piscina ser谩 un tanto complicado, intentando respirar bajo el agua mientras disfruto de tu falo, tu pene
llena mi boca, yo disfrut谩ndolo, sintiendo tu erecci贸n cada vez m谩s fuerte, mientras tu eres m铆o, mientras yo domino tu placer, mientras controlo tu locura con los movimientos de mi lengua.

Pensar铆a que no pudiste resistirlo sumergiste tus manos y rozaste mis pezones, que al estar duros te incitaron a besarlos, para ti era sencillo, (tu eres m谩s alto) solo me acercaste al borde de la piscina mientras besabas mis labios y acariciabas mis senos. Yo estaba muy mojada, esa extra帽a sensaci贸n de hacerlo en una piscina, expuestos a ser descubiertos me hace desvariar, tengo que admitir que tu habilidad al manosearme tuvo mucho que ver, as铆 que estoy segura de no soportar por mucho tiempo hasta decirte entre gemidos ” no puedo
esperar m谩s, m茅temelo”.

Para que luego, con gran destreza me llevar谩s a donde pudieras cumplir mis deseos, yo con las piernas abiertas, solo lo suficiente para que me pudieras penetrarme y entraste poco a poco. Yo te sentir铆a completo, bien duro y caliente dentro m铆. Me recuesto en la orilla de la
piscina, mientras escucho c贸mo se agita tu respiraci贸n, pones mis piernas en tus hombros, mientras me penetras. Yo con una ansiedad desconocida, mi cuerpo bailoteaba al ritmo de tus caricias y tus besos que dominan mi psiquis y me hacen perder el control, mis gemidos
suaves pero cada vez m谩s profundos, deseosos por hacer un alboroto sin igual.

De pronto sentir las oleadas del agua, tus movimientos aligerados lo que anteceden al orgasmo, para empezar a cogerme fuerte, tan rico, hasta no contener mis gemidos, solo escuchar tu voz dici茅ndome: “quiero que nos vengamos juntos” despu茅s de que mi mente se nublar谩, y que mi orgasmo fuera inevitable; como lo hab铆as planeado venirnos a la vez.

Lizeth Johanna Gonz谩lez Alfonso