El Vibrador Frisky tiene la forma perfecta para adaptarse al tamaño del dedo y estimular de una manera divertida y placentera el clítoris.

En su superficie, cuenta con un eje redondo con sutiles pliegues de punta a punta para ejercer una vibración única en la zona íntima. El Vibrador Frisky está diseñado en silicona médica que no lastimará y es completamente sumergible para que se disfrute en los lugares húmedos más soñados.

Podrá disfrutarse de nueve potentes velocidades y su fácil agarre totalmente ergonómico permite la estimulación intensa de esta zona erógena.