Un cojín siempre será el elemento indicado para potenciar el placer en pareja, ya que permite recrear de una mejor manera esas poses o posiciones sexuales que tanto se han imaginado. La imaginación es el limite para lograr fantasías de penetración, anales u orales deseadas.