Esposas de cinta super suave, para quienes desean ingresar en el mundo de la dominación, pero no quieren algo muy fuerte que les deje marcas en la piel o de material duro. Fáciles de transportar, utiliza estas dos cintas como quieras: atar manos, pies o taparle los ojos a tu pareja. Dos esposas por paquete. ¡Porque nunca antes unas esposas fueron tan discretas y suaves!